Las manos de mi madre

Dice mi madre que se ve las manos raras. Extrañas. Que el paso de los años les ha dejado marcas. Que la piel tiene memoria. Que en las manos se acumulan los recuerdos. Y los recuerdos no engañan.

Yo no sé si sus manos recuerdan que saben consolar cualquier llanto sólo acariciándolo.

Manos que han trabajando y que aún sienten el dolor de un tijeretazo equivocado.

Un par de manos que se frotaban para aligerar los nervios. ¿Cuántas veces habrán sudado? ¿Y temblado?

Esas mismas manos que aún se abren de par en par para dejar que entre el sol. Que han secado lágrimas. Que han tapado bocas. Incluso la suya propia.

Entre sus dedos se esconden secretos e historias que sólo les pertenecen a ellas. A sus manos. Manos de madre. Manos de peluquera. Manos de mujer. Sus propias manos.

A veces, chascan los dedos para bailar al son de un ruidito muy de mamá que sale de la boca.

🎼Titititi🎼

Un día se plantaron ante la adversidad, y teñidas de color negro dejaron de tocar las palmas.

Y se volvieron a abrir de par en par. Para mudar la piel. Al sol. Llenas de vida.

Esas mismas manos que tantas otras veces se habían cerrado. Fuerte. Con los puños apretados.

Sí, esas mismas manos ahora no le parecen sus manos. Dice que las nota entumecidas, como si algo se revolviera en sus nudillos. Con insistencia. Hacía fuera.

Y digo yo que deben ser las flores que plantó en todos estos años, que le están pidiendo paso. Para salir de ellas.

Brotando.

 
 

Mi mesa Virtual

Llega Thanks giving y aunque mañana llegan a mi tiendas las ofertas del BLACK FRIDAY, dejadme antes celebrar una fiesta que me gusta más. El día de acción de GRACIAS.

-GRACIAS-

GRACIAS (1)

Hoy me gustaría sentar en mi mesa virtual a toda esa gente que ha hecho de mi vida como ilustradora algo especial. Sé que me voy a olvidar a gente, pero espero no hacerlo.  Como la distancia no nos lo permite, hoy me gustaría compartir mi día de acción de gracias con …

  • Guiomar, la padre de mis 3 hijos. Porque no hay nadie mejor para autoeditarse. Si piensas en hacerlo, entra ya en Culbuks. Gracias por aguantarme en los malos ratos y también en los buenos.
  • Ana Núñez, la otra padre de mis 3 hijos, y quien escribe esos prólogos que a todas os encantan. Gracias por todo tu apoyo sincero y desinteresado.
  • Laura de ADúoBarcelona, por hablar hasta las tantas de nuestras desdichas, porque no hay nada más terapéutico que sentirte escuchado y hacer piña ante los malos momentos de la vida. Gracias.
  • MARISA, de Magenta Shop por pelear hasta el último euro de los que nos dejaron conseguir la meta en Verkami. GRACIAS.
  • Eva y Kiara, de Lalanalú, por confiar en mí, y permitirme formar parte de un knitting Journal tan bonito.
  • María y Cote de Doyoubailas? Por cruzarse en mi vida, y permitirme bailar con ellos.
  • Mariluz de Bricoydeco. Ella hizo de mis Chicas una auténtica maravilla. Y no puedo agradecérselo más.
  • A todas las Reinventhadas, porque lo dieron todo en la campaña y me hicieron pasar un día inolvidable.
  • Vanessa de Ahorrarencrisis. Ella fue de las primeras personas en interesarse por mi trabajo. Y es sencillamente Única y maravillosa.
  • Lourdes de LilartFlors, por poner flores en mi vida de ilustradora y en mi boda.
  • A Esther y Júlia de Handmadepress con las que compartí los spritzs hablando de mujeres de azafrán.
  • Sandra García, por ser incondicional y amiga. GRACIAS.
  • Saray del Invernadero Creativo, por emocionarme con sus experiencias con mis libros.
  • Todas mis Chicas de papel y mis Bokamanga Ladies.
  • A la Pili Garcia i Gatgarotus, que no solo hacen entrevistas con alma, también miman y cuidan a sus entrevistadas y forman una familia a la que apoyan, promocionan y acompañan. Gràcies.
  • A Eva Oña, quien me ha permitido pintarla a ella y a sus dos abuelas, y sencillamente es mágica.
  • Guillermina Ferrer, Laura de Gansos Salvajes, Aguamarina de demicasaalmundo y a Verónica de NikaVintage, para que escondan hashtags entre las servilletas.
  • Staedtler, Cartoncita y tantos otros que han apoyado mi trabajo. MIL GRACIAS
  • A Vanesa de Comunicraft por alegrarme este final de año también …mil gracias.
  • A todas y cada una de las mecenas y madrinas de mis libros y de cada uno de mis productos.

Porque mi abuela decía que una casa sin flores era una casa sin amores, y yo me atrevo a decir que UNA VIDA SIN FLORES es una VIDA SIN AMORES, y cuando una encuentra flores en su camino debe saber apreciarlas, y no sólo olerlas o deshojarlas, si no regarlas y saber decirles GRACIAS.

GRACIAS a todas y cada una de las que leéis este POST, me apoyáis y seguís animándome a seguir pintando y creando historias.

 
 

Protegido: Extra Capítulo Cerezo

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

 
 

1 2 3 28